miércoles, 31 de julio de 2013

Miríadas de muertos desfilan

 
sobre nuestros días


una inundación
a kilómetros por hora el viento
hombres terribles

montañas de carne mal colocada

una mano tapa un rostro
lo acaricia
la torsión imposible de tres piernas
dedos metidos impúdicamente
en los orificios de otro
montañas de carne sin pasado

lejos
deshumanos
les quito
las comisuras la grieta el hueso
la pupila inmensa
la boca entreabierta la huella
del grito el inicio
de una sonrisa

me quito
el traje de hombre

como
frente a la muerte.

Yolanda Ortiz. En Negra flama. Poesía antagonista en el estado español. SOV de Jaén de la CNT-FAI, 2013
Imagen: Zdzislaw Beksinski. Sin título

.

martes, 30 de julio de 2013

Narcolepsia


No es una desdicha:
es solamente un sueño autoinducido.
Está bueno este sueño,
me gusta el viaje
hasta que caigo donde sea. 

Mi mente se ahoga
como en un limbo de morfina.
No siento. Mi cuerpo es de otra. 

Al día siguiente, el bebé gigante
se despierta y encuentra marcas
del viaje al país de los niños muertos.
No hay drama, soy un pájaro comiendo
migas de pan en el suelo de la casa,
tan fuera de mí como un cliente. 

Yo sé, sí, claro, que no puedo
drogarme tanto,
comer tan poco
y beber así.
Nada me exime de este trastorno.
Pero es un trastorno de juguete. 

Si mi narcolepsia empieza temprano,
mis recuerdos terminan temprano.
Nunca sé cómo me voy
a la cama ni con quién.
Al día siguiente busco rastros
del cortocircuito.
A veces me asusto
pero cada vez menos,
es como jugar a los detectives.
Todos lo hemos hecho, ¿no? 

Pero sois jueces implacables,
vosotros y vuestros consejos.
Que, sí, que estoy capacitada para vivir.
¡Qué pensabais, malditos perros viejos,
saboreando mi desdicha!
Esto mío es una mancha:
un poco de sangre,
la saliva de un beso,
un lunar:
O un tumor diminuto. 

Y yo ya sé los resortes de la histeria
y sé vivir entre bisagras.
¡Dejar de darme consejos!
Yo no os los pedí. No es un escándalo.
Y sí, me estoy envenenando, y qué,
posiblemente muera más tarde
que vosotros. 

Y seguramente de lo mismo. 

Eva Vaz. Ruido de venenos. Crecida, 2013.
Imagen: Leonora Carrington. Adieu Ammenotep, 1960

domingo, 21 de julio de 2013

Nosotros en el paisaje español


Llegó a Madrid un periodista.
Vladimir Lifshitz.
 

Hice turismo con mi esposa por España,
bebí vino malo y comí poco,
como si leyera un libro en una edición demasiado nueva
y encima demasiado tarde. 

Desde las afligidas avenidas barcelonesas
con sus portales señoriales
al  sur, hacia los olivares andaluces,
sin acercarnos a los vascos explosivos,
hacia los silenciosos
arabescos de la Alhambra, como cartas sin enviar,
a los oscuros reflejos árabes ondulándose en los estanques -
a las cartas esparcidas por las heladas, asquerosas
trincheras de Teruel. 

¿De aquella olvidada, de aquella primera guerra, qué gritan? -
¿De aquella guerra, en la cual mi padre quiso ser matado,  qué callan? - sin firmar, pero selladas
 con rueda y pezuña.- 

Apenas se oye- “ten presente que los comunistas son unos traidores…”-
susurra- “… los marroquíes nos fusilarán…”
 …Nos paseamos embobados
 gastando euros alegremente. 

Delante de “España” pongamos “visitado”
y para celebrarlo tomemos una copita.
¡Ea!  a una españolita  pediremos
nos baile un tsiganochka*–
flamenco. 

* Tsiganochka – baile gitano de origen ruso 

Lev Lósev. En La hora de Rusia. Poesía contemporánea. Visor, 2011
Traducción: Joaquín Fernandez-Valdés Roig-Gironella
Imagen: Juan Guzmán. María Ginesta en la terraza del Hotel Colón de Barcelona, 1936

miércoles, 17 de julio de 2013

Nadie teje los hilos


Despiertas otra vez
en mitad de la noche
y en la bruma de sueños repetidos
buscas una señal desesperada. 

Nadie fija la pauta.
Y sales a la calle,
y te empapa una lluvia repentina,
y el sol te deslumbra. 

Nadie cuenta tus pasos
ni las hojas que caen de los árboles.
De vuelta a casa,
observas en la alfombra
ese dibujo complicado y mudo
y la angustia te agarra. 

Nadie teje los hilos,
los hilos siempre absurdos de la vida. 

Amalia García Fuertes. IX Cuaderno de Profesores Poetas. IES Francisco Giner de los Ríos, 2013
Imagen: Diego Velázquez. Las hilanderas (detalle).

martes, 16 de julio de 2013

NO HAY OLVIDO (SONATA)


Si me preguntáis en dónde he estado
debo decir "Sucede".
Debo de hablar del suelo que oscurecen las piedras,
del río que durando se destruye:
no sé sino las cosas que los pájaros pierden,
el mar dejado atrás, o mi hermana llorando.
Por qué tantas regiones, por qué un día
se junta con un día? Por qué una negra noche
se acumula en la boca? Por qué muertos? 

Si me preguntáis de dónde vengo, tengo que conversar con cosas rotas,
con utensilios demasiado amargos,
con grandes bestias a menudo podridas
y con mi acongojado corazón. 

No son recuerdos los que se han cruzado
ni es la paloma amarillenta que duerme en el olvido,
sino caras con lágrimas,
dedos en la garganta,
y lo que se desploma de las hojas:
la oscuridad de un día transcurrido,
de un día alimentado con nuestra triste sangre. 

He aquí violetas, golondrinas,
todo cuanto nos gusta y aparece
en las dulces tarjetas de larga cola
por donde se pasean el tiempo y la dulzura.
Pero no penetremos más allá de esos dientes,
no mordamos las cáscaras que el silencio acumula,
porque no sé qué contestar:
hay tantos muertos,
y tantos malecones que el sol rojo partía,
y tantas cabezas que golpean los buques,
y tantas manos que han encerrado besos,
y tantas cosas que quiero olvidar. 

Pablo Neruda. Residencia en la tierra. Cátedra, 1987
Imagen: Henri Cartier-Bresson. España, 1933

lunes, 15 de julio de 2013

Rosa de sanatorio


Bajo la sensación del cloroformo
me hacen temblar con alarido interno,
la luz de acuario de un jardín moderno
y el amarillo olor del yodoformo. 

Cubista, futurista y estridente,
por el caos febril de la modorra
vuela la sensación, que al fin se borra,
verde mosca, zumbándome en la frente. 

Pasa mis nervios, con gozoso frío,
el arco de lunático violín;
de un sí bemol el transparente pío 

tiembla en la luz acuaria del jardín,
y va mi barca por el ancho río
que separa un confín de otro confín. 

Ramón del Valle-Inclán. Claves líricas. Espasa-Calpe, 1964
Imagen: Zdislav Bekinski. Sin título

sábado, 13 de julio de 2013

Voces del Extremo 2013: Poesía y Espiritualidad

 
 

Programa Voces del Extremo 2013: Poesía y Espiritualidad
 
Miércoles 24 DE JULIO

19’OO. Fundación Zenobia y J.R.J

Cristian Gómez Olivares
Ramón Ruiz
Antonio R. Caballero
Pura López Cortés
Uberto Stabile
Eladio Orta 

23'00. Peña del Cante Jondo
Antonio Ramírez Almanza
Daniel Macías Díaz
Santiago Aguaded Landero
David Castillo
José Icaria
Ángel Calle 

00’30. Peña del Cante Jondo
Patricio Domínguez
Esmarcial “El apoeta”
Juan Manuel Sánchez Meroño 

Jueves 25 DE JULIO 

19’30. Fundación Zenobia y J. R. J.
Antonio Rodríguez Alarcón
María Carvajal
David Bobis
Carmen Herrera Castro
Fernando Barbero Carrasco 

20’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Canciones del tiempo de Moguer. Rafael Moreno 

21’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Marc Delcan
Ana Ibánez Córdoba
Marcos González Sedano
Paqui Jiménez Yepes
Matías Escalera Cordero 

00’ 30. Peña del Cante Jondo
Begoña Abad
Ángel Rodríguez
Juan Cruz
Jaime Romero Ruiz de Castro 

1’30. Peña del Cante Jondo
La noche multiplicada. Muerdo + María Ruíz Faro 

Viernes 26 DE JULIO

11’30.Biblioteca Municipal de Moguer
Inauguración de la exposición EDITA NÓMADA 

12’00. Poesía de Calle con Los Bio Lentos 

13’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Mercedes Parada
Conrado Santamaría
David Trashumante
Joaquín Gómez
José Luis Campal
Antonio Gómez 

18’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Inauguración de la Exposición Francisco Peralto y los orígenes de la experimentación poéticovisual en Andalucía. Comentada por el autor. 

19’30. Fundación Zenobia y J. R. J.
Manuel Golena (Francisco Fernández Ramos)
Isabel Mª Méndez
Eladio Méndez
Ana Pérez Cañamares
Felipe Zapico Alonso 

20’30 Fundación Zenobia y J.R.J
Sí, a Miguel Hernández. Niño de Elche 

21’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Carmela Cuello Gijón
Ferrán Aisa
Marta Navarro
Alberto Gil-Albert
Gsús Bonilla 

00'30. Peña del Cante Jondo:
Isabel Bono
Ibon Zubiela Martín
Bernardo Santos
José Antonio Royuela García
María del Pilar Planas Roura 

1’30. Peña del Cante Jondo
Spiritual Flamenco Blues Dance. José Caraoscura + Mhijea 

Sábado 27 DE JULIO
12’00. Poesía de Calle con Los Bio Lentos 

13’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Raquel Zarazaga
Luis Javier Pinar
Helios Fernández Garcés
Marta Flores
Francisco Fernández
Ana Isabel Alvea 

18’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Isabel Martín
Alberto Guillén Rodríguez
Antonio Sánchez-Fernández
María Ángeles Pérez López
Salvador López Becerra
Enrique Falcón 

20’00 Fundación Zenobia y J.R.J
Cantar las Voces del Extremo. Niño de Elche 

20’30 Fundación Zenobia y J.R.
Rafael Calero
Teresa Sebastián
José Antonio Martínez Muñoz
Montserrat Villar González
Inma Luna 

23’00 FIESTA CRECIDA DE LA POESÍA Casa de las Retamas de Eladio Orta en campo de Canela (Ayamonte)
Presentación del nuevo libro de la Editorial Crecida: RUIDO DE VENENO, de Eva Vaz.
VER LA POESÍA con Antonio Gómez
JAM POÉTICA CON TODOS LOS PARTICIPANTES

martes, 9 de julio de 2013

13. Ileana: emigrante rumana, contratada para recoger la cosecha en Andalucía


Esta es una tierra alegre,
el que no se calienta al sol
se alcoholiza y punto.
Me doblo en un ángulo de noventa grados
para recoger sesenta cajas diarias
de fresas, una por una. Mis compañeros
son mujeres por expreso deseo
de los empresarios; dice mi jefe
“Son más dóciles
y no tienen problemas de convivencia”.
Esta declaración no ha sido subrayada
por ninguna organización feminista. 

Somos buenas reses. Sacamos
adelante los países. Sufrimos
y callamos, nuestras madres
nos enseñaron a no alborotar,
tampoco ellas protestaron, se limitaron
a trabajar por la nación. Nosotras
nos lanzamos a mejorarlo,
a cumplir sus patrones con mérito.
Asistimos a la noche sin música,
sin alegría nos acostamos; lejos,
en los claros sub-alpinos, se oye
cantar a las flores amarillas de la arzolla,
y las orquídeas de los Cárpatos
exhalan un fuerte olor a vainilla. 

Soy licenciada en Medicina
por la facultad de Cluj Napoca. 

Cristina Morano. El ritual de lo habitual. Amargord, 2010

Imagen: Francesca Woodman

domingo, 7 de julio de 2013

Sueño


Asoma la cabeza el pajarraco,
hace polvo los cristales
y se posa en la mesilla.
Te pide como siempre servidumbre
y tú, que temes perder todo
si no ofreces algo que lo calme hasta mañana,
le entregas tu parné, tus venas,
tus sostenes y a cambio deja en ti
todos sus huevos, el frío de una piedra
al despedirse. 

Violeta C. Rangel. La posesión del humo. Hiperión, 1997.
Imagen: Alfred Kubin. Lubricidad.

viernes, 5 de julio de 2013

De Esporas de cordura


A veces es preciso lejanía,
sobrevolar y ver en su conjunto,
sin la nariz pegada a los cristales.
Con ligereza, desnudos de lo impuesto,
con perspectiva crítica y serena.
Porque nos venden que somos engranaje,
que nunca escaparemos de la máquina.
No es cierto.
Somos bielas, dientes que muerden otros dientes,
ejes, poleas, todo somos.
Somos piezas donde engarzan otras piezas,
con los ceros y los unos incrustados,
con los bites recorriendo nuestro cuerpo
a la velocidad de la inyectada propaganda.
Pero podemos diseñar nuestro futuro:
ser autónomos. 

María José Pastor. Esporas de cordura. Instituto de Estudios Modernistas, 2004.
Imagen: Henri Cartier-Bresson. Descanso, Bremen. 1962

miércoles, 3 de julio de 2013

A cielo descubierto


No te vuelvas, amigo, continúa
tu derrota, no escuches mis palabras
tendidas como heridas
a cielo descubierto. Abiertamente,
no me importa la lluvia, los detalles
desdeñables del cielo,
como el frío o la niebla, que se van
como vienen, no me importa tampoco
la soberbia del viento
hinchándose insufrible de soledad y hastío
en plena primavera
de escaparates rotos,
no me importa el estruendo
del tráfico y sus humos,
tan desfiguradores
con su máscara turbia y sus ajadas
cenefas, excrecencia
de un día, no me importan
los ojos de la gente, siempre esquivos,
su paso apresurado por si acaso
en una esquina, de repente, los llama
una palabra
y no encuentran respuesta o calderilla
que respalde su fe o su desespero,
no me importa el olor
de la miseria, a veces bien calzada,
bien peinada y vestida, tan honesta
y versátil que no se reconoce
a simple vista, con su pan
bajo el brazo y el hijo de la mano
y el reloj tan valioso del tendero,
no me importa el amor
que se compra y se vende,
como un par de zapatos en rebajas
o una lata de anchoas o una silla
de ruedas que acarree
el cansancio de un día y otro día
hasta volverse féretro.
Amigo,
no te vuelvas, tú sigue
tu derrota tranquilo calle abajo,
no escuches mis palabras, tú a lo tuyo,
que mi lucha,
aunque nadie me suelte una moneda,
aunque sea invisible ahora en este margen,
mi lucha, ya te advierto,
no está nada perdida y debe continuar. 

Conrado Santamaría. La noche ardida.
Imagen: Lee Jeffries. Homeless.

martes, 2 de julio de 2013

J´ai de mes ancêtres…


Tengo de mis ancestros los vacceos
las ganas diluidas de un caballo sin nombre
-nada de compromisos- y horizontes abiertos
para tender galopes
                                   Como ellos
conozco los lugares donde se ve el ocaso
mejor. Como yo, ellos,
sucumbo ante la ley y la costumbre
venidas de metrópolis lejanas
y soy lo suficientemente débil
para no refugiarme en la intemperie 

aunque sé –y ellos no-
escribir y leer. A buenas horas… 

Aníbal Núñez. Taller del hechicero, 1979. Obra poética. Hiperión, 1995
Imagen: Fíbula celta.