viernes, 30 de septiembre de 2016

FLAMA



Òrgan de la Federació

de Joves Antifeixistes

dels Països Catalans.




Joan Brossa. Poemes civils. Poemas civiles. Visor, 1990.

Imagen: Eugeni Forcano. El hombre del saco. Barcelona, 1962.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Salario (XXVIII)



Por un salario,

los años y los días

me han expropiado.




Conrado Santamaría. Salario.

Imagen: Steve McCurry. Bombay, 1994.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

A la una y media de esta tarde



A la una y media de esta tarde

cuando la marea estaba

en pleamar

se lanzó al agua desde el muelle

Rafael Martínez Pina

de cuarenta y tres años

con cuatro hijos

de profesión albañil

                                   y

actualmente en paro




José-Miguel Ullán. Mortaja, 1970. En Ondulaciones. Poesía reunida (1968-2007). Galaxia Gutenberg, 2008.

Imagen: Chris Killip. Skinningrove, North Yorkshire, 1981.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Silogismo económico



                        No, no estamos en clase

                                   estamos

                                   en

el

orbe.

            El pupitre de los alumnos es como un astro

                                   que

                                   sabe

                                   a

                                   dedo.

            Lo que no sabe a dedo debe estar por debajo

                                   como

                                   los

                                   muertos

                                   muerto.

            SI EL ALTO ESTRADO DEL MAESTRO

                                   no

                                   sabe

                                   a

                                   dedo

                                   de astro derribémoslo.

                                   Repentiza

                                   un

                                   alumno

                                   ya en el orbe

                                   empinado.




Francisco Pino. Textos económicos. Librería Relieve, 1969.

Imagen: Mao Zedong jugando al ping-pong, 1963.

sábado, 24 de septiembre de 2016

PLÁTICAS CON MI VERDUGO



1

El ser humano

es falible, me confió el verdugo contristado.

Había necesitado trece hachazos

para decapitarme


2

Hacer política consiste

entre elegir entre lo malo y lo peor,

me ilustra mi verdugo. Luego me da tormento

hasta hacerme escupir la última gota

de pesimismo histórico.


3

Modernizarse implica

traicionar nuestra entera identidad

y nadie puede ahorrarse las manos sucias,

susurra mefistofélicamente mi verdugo.

Para bordar la faena añade a la traición

el entusiasmo por la traición

y se regodea chupándose las manos sucias.

Como gozan los niños hurgando en cieno.


4

La política es siempre un negocio sucio

masculla mi verdugo.

Los negocios sucios nunca dejan de ser política

replicaría yo si no me custodiase

esta ambigua mordaza.


5

Entre la realpolitik y el kindergarten no media

ni un cabello, me instruye con camaradería mi verdugo.

Para eso es catedrático de Utopismo Científico

con publicaciones en las revistas más importantes del ramo

y muchos congresos mundiales sobre sus anchas espaldas.


6

En ocasiones, para poder trabajar

y más si se trata de la gran empresa

tenemos que tragarnos los principios, remacha mi verdugo

sinceramente cariacontecido y sumergiéndome

la cabeza otra vez

en la bañera llena de excrementos.


7

Los puntos sobre las íes, afirma mi verdugo.

Los signos de interrogación, replico a duras penas

y me enjugo la sangre y el sudor y la mierda.


8

Todas las fuerzas productivas

son también fuerzas destructivas

indisociablemente. ¿Son también todas las fuerzas destructivas

fuerzas productivas indisociablemente?


9

La productividad del sadismo:

no sé si son sus palabras

o las mías. Pero hay que cortar por lo sano lo murmura

él inequívocamente.


10

El abofeteador aconseja:

Trabaja sobre tu ego

Si aprehendes a fondo

que el yo es una ilusión

el deseo se aplaca y el sufrimiento cesa.


Arrecian pullas y golpes.


11

Sólo un dios puede salvarnos todavía, retumba

desde los bosques la piedad de mi verdugo. Claro que su concepto

de salvación incluye cambiar de automóvil

por lo menos una vez cada dos años.


12

Pero cómo has podido pensar

que podrías morir

que te dejaría morir

Todo torturado es inmortal

y su verdugo sabe que lo sabe

y ambos saben que sobre ese principio último

reposa su vinculación indisoluble.


13

La sangre es muda, por eso

desborda el silencio y rompe los oídos.

Lo peor no son las circunstancias sino

acostumbrarse a ellas.




Jorge Riechmann. El corte bajo la piel, 1994. En Contra. Poesía ante la represión. Coordinadora Anti Represión Región de Murcia, 2016.

Imagen: Goya. Desastres de la guerra, 81, Fiero monstruo, 1810-1815.