lunes, 13 de agosto de 2018

*revuelta


nace un amor sin prisa en el tranquilo paseo de las indignadas / un brazo que se enrosca en otro brazo y así se construyen los conductos / por donde trepan rojas hormigas con su azúcar salvaje / se hace el clamor mientras se camina y nos vamos apilando unas en otras en la nueva babilón / y alguien llega tan alto que toca una nube pasajera con su mano y nos ofrece su rocío / y a un grito lanzamos con alegría nuestras piedras al aire y se quedan flotando / como licenciadas por el abandono / y es sabia su gravedad / y es sabia su gravedad

danzan los incendios en sus contenedores / vuelan los colores lisérgicos de los envoltorios de las papeleras / una barricada levanta las sombras del asfalto / las reúne y las protege / tan negras / que quiere el malo con sus faros deslumbrar al mundo como a un conejo quieto / y pasarlo por en encima hacerlo polvo maleable barro masa informe fofa nauseabunda / “un hombre solo, una mujer” dice / “así tomados, de uno en uno” dice / “son como polvo, no son nada” dice

pero se enciende una plaza como una bombilla y alguien lee un poema bajo su luz / y está el acero al rojo vivo listo para cauterizar la hondura de las heridas y el abrazo / está dispuesto para todos los cuerpos y sus mutaciones y complacidas / la lluvia / nos unge con su orín de dios mujer y negra justo cuando alguien decide escupir / al criminal policía que le reprime / eres un antisistema dice

dignas pancartas / otrora simples cartones / cantan a la muerte aterida del poder / la palabra “boikot” brilla en los ojos como una perla en las profundidades del metro / alguien pinta una fachada con su sangre carbónica y nadie calla / no sea que el silencio se alíe con el enemigo y traiga un cañón de agua la estrechez de las arterias / de quien ama a la otra por encima de sí misma / ahora me dirás eso de que llevamos un mundo nuevo en los corazones dice

y sí / caminamos y bailamos porque llevamos “un mundo nuevo en los corazones” / un mundo que preserva la poca tierra que le queda para apretarla entre los puños / que pasea su rabia frente a los muros ciegos con la calma de quien ha caído mil veces fusilada / un collar de balas te voy a hacer dice

no me interesa tu bisutería / mejor hazme coronas de laurel para todas las cabezas / cada una emperadora de su cuerpo a la conquista del territorio infinito que somos por dentro / y te daré un beso en tu frente de cajero automático después de quemar tu dinero frente al mercado de valores / ese que los ha vendido todos / y solo nos quedará nuestra propia carne por quemar y prendida la larga mecha de esta desobediencia que marcha sin descanso / nuestras hijas / semillas de ceniza / verán arder tu codicia / porque solo nosotras conocemos el verdadero secreto del fuego





David Trashumante. Apenas. Ya lo dijo Casimiro Parker, 2018.

Imagen: Barricada en la Comuna de París, 1881.

domingo, 12 de agosto de 2018

ENTRADAS DE MADRID


Asoma la mañana deshaciendo la bruma,

en el AVE impoluto, tras de la ventanilla,

cinturón de chabolas junto a los lodazales.

En torno de una hoguera corretean los niños

cubiertos de churretes, picotean las gallinas,

una mujer, joven y desgastada,

carga con su embarazo y unas cuantas chatarras.

En el AVE impoluto, maquillada, perfecta,

inmersa en el Burberry, mientras se toma un té

revisa los papeles con destino al Congreso,

donde leerá los logros en “Bienestar Social”.





Pura López Cortés. En Las noches de LUPI en Moguer. Voces del Extremo. Resurgencia – 35 maneras de manar. Coord. Antonio Orihuela. LUPI, 2018.

Imagen: E. Vasconcellos

viernes, 10 de agosto de 2018

Playa de Tarifa, Cádiz


Atopamos los zapatos na playa,

pela tarde, un día que baxamos

de merienda. Vímoslos nuevos,

como compraos pa la ocasión,

dos escarabayos xigantes brillando,

metíos pela arena. Al ratu tu gritabes:

“mira, equí hai otros. Y otros”, volvíes

a gritar: “de xuro que los truxo la marea”.

Aquello foi too: namás zapatos nuevos

apinaos sobre l´arena. Y nun saber qué facer

con tanta desolación.





Berta Piñán. Un mes. TRABE, 2003.

Imagen: EFE

jueves, 9 de agosto de 2018

QUÉ LUGARES


En el Bar donde suelo ir a tomar café

escucho a los parroquianos

cómo destrozan políticos,

queman banqueros, critican partidos,

ajustician a todos los jueces,

se ensañan con los tertulianos,

alardean de abandonados,

abanderan a los más necesitados

pero ríen las gracias de Mariló Montero,

les encanta el As y el Marca,

y flipan con el increíble Sanmsung

que les ha financiado Media Markt

sin presentar la nómina.

Me encantan las parroquias cerveceras.

En el humilde Bar del barrio

donde suelo ir a tomar café

conviven reinas y obreras,

obreros y reinos,

señoritos y parados,

artistas del camuflaje,

estrellas de la ignorancia,

gentes de bien mal pensantes,

ciudadanos que solventan sus crisis

reafirmando mi máxima

de que… nada es lo que parece.


Seguiré volviendo,

la poesía no permite muchas treguas.






Javier Gm. Desprendimiento de rutina. Baile del Sol, 2016.

Imagen: André Kertész. En un bar. París, 1927.

miércoles, 8 de agosto de 2018

Julia


Hoy a Julia le ha dado

por gritar su nombre al final de cada calle.

La gente lo respeta,

pero considera

que sería mejor

que aprendiera a morir en silencio

al principio de cada una de ellas. Ellos

podrían entonces

acabar libres su camino,

sin miedo a chocar

con un nombre inesperado.





Yolanda Ortiz. El cordón umbilical. Baile del Sol, 2018.

Imagen: Arturo Rivera. El frasquito, 2001.