viernes, 31 de marzo de 2017

CANCIÓN PARA DORMIR A UN CONDOTTIERO



Para que tú te duermas

voy a talar las nubes,

voy a tronchar los hombres

como si fueran cañas.


Como si fueran caños

beberé en las heridas.

Y arrullaré tu espada

para que tú te duermas.


Y arrullaré los gritos

de las madres estériles

para que tú te duermas

después de la batalla.


¡Qué frío en la ventana

del corazón! ¡Qué frío!

¡Qué nieve por la hoguera

de tus ojos abiertos!


            ´* * *


Duérmete, condottiero,

que la paz llega

asustando a los condes

que duermevelan.


            * * *


Ea, ea.

(Los cadáveres cantan

para que duermas.)





Federico Gallego. Ripoll. Poemas del condottiero. Rialp, 1981.

Imagen: Working Class. Democracia, 2017.

miércoles, 29 de marzo de 2017

LA MESA ESTÁ SERVIDA



A Emiliano Díaz Castro


Aquí estamos los granos

de todos los países,

orzuelos de miseria

en esta sociedad que llaman de consumo.

Aquí, codo con codo,

más de cuerpo presente

que en festín de abundancia.

Y aquí desesperamos

servidos a una mesa

lejanamente alta,

una mesa con zancos

que no alcanzan las manos

que se mueren de hambre,

aunque a bombo y platillo nos pregonen.


Nacimos con los pies sobre la tierra,

pero hemos granado

dentro de un arcoíris.

Y somos astronautas

a los que hicieron trizas

las riendas del regreso,

consumiendo los neutros combustibles

que transportan los fraudes.

¿Y quién ha puesto

la primera piedra

para darnos de baja

en nuestro empeño

de paneles solares?

Elegid cualquier sitio.

Nunca podréis llevarnos a la boca.

La muerte nos espera.

Y vosotros morís a nuestro lado,

casi en las yemas de los dedos,

súbditos de la patria del olvido.


Basta ya de estadísticas

expresadas en números

de los que oyen llover bajo cubierto.

Basta ya de guarismos

de años luz de justicia que no llega.

Basta ya de que sean cementerios

las cunas de la tierra en que nacimos.

Basta ya de encenderles mariposas

a los que asesinamos a mansalva

mientras se sacian los gorgojos.





Pedro García Cabrera. Elegías muertas de hambre. Rialp, 1975.

Imagen: Lisette Model. War Rally. New York, 1942

martes, 28 de marzo de 2017

listo para el combate



Me he armado hasta los dientes.

He cavado trincheras.

He levantado barricadas.

Y ya estoy preparado. Sí.

Otra vez listo para el combate.





Rafael Calero. Poemas de destrucción masiva. Editorial Alhulia, 2015.

domingo, 26 de marzo de 2017

imagina si esto



imagina si esto

si un día esto

un día feliz

imagina

si un día

un día feliz esto

se acabara

imagina






imagine si ceci

un jour ceci

un beau jour

imagine

si un jour

un beau jour ceci

cessait

imagine





Samuel Beckett. Letanías 1976-1978. En Obra poética completa. Hiperión, 2002. Traducción Jenaro Talens.

Imagen: Restauración de Frederick William Frohawk a partir del libro de 1907 Pájaros extintos de Walter Rothschild.

jueves, 23 de marzo de 2017

Lengua ariete del Progreso



Maldita lengua de cemento,

arrasas güerta y memoria.



Lengua ariete del Progreso,

hija de Polaris y de la Especulación,

hermana del Ladrillo y la Junta de Hacendados,

madre de los Chaletes y las Recalificaciones,

esposa de la Infertilidad.


Tú que vives y reinas por encima del bancal.


Tú que entubas acequias, confundes culebras,

borras senderos, aplastas erizos, arrasas cañaverales.


Tú que eres sierva.

Ten piedad de mí.


Porque tú nada eres, más que facha_da

y albergan tus tripas millones de lombrices

-sobrevivientes a tu eclipse-

que carcomen tus intestinos, atoran tus órganos

royéndote tu sinsentido.


Si millones de azadas cavaron

la tierra fértil que tú apagas,

te golpearán millones de manos huérfanas,

azada con azada,

reventándote las entrañas

para reencontrar bajo el cemento

al sudor campesino donde brota la vida.




Adrián Ballester Cerezo. En Contra. Poesía ante la represión. Coordinadora Anti Represión de Murcia, 2016.