jueves, 5 de noviembre de 2015

Adiós a la tierra de nadie


Ya no duermen tranquilos quienes duran
en la tierra de nadie y se reduce
el espacio fiable entre los frentes 

Ya no llaman perdidas a las balas
que matan cada vez con más sangría
a perplejos imparciales inocentes 

Ahora la gente se estremece vive
interrogando ansiando de reojo
temiendo en el futuro su presente 

Ahora sí que hace frío en la ordenanza
sin colchones bastiones parapetos
el campo de batalla se ha hecho íntimo 

y pronto llamarán a nuestra puerta

Conrado Santamaría. De vivos es nuestro juego. Ruleta Rusa Ediciones, 2015.

Imagen: Trinchera en la primera guerra mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario