sábado, 3 de noviembre de 2012

Segundo regreso de Paul Celan (en otoño con lluvia)


Ahora llueve en otoño

siempre llueve en otoño

como hábito o rutina del tiempo

y él cuando llovía dijo somos amigos

y aprendemos tanto hojas melancolía

alcancías del recuerdo pasillos como sombras

luz sin ofensa cáscara y lluvia.

 

Ahora llueve y olvido tanto

que de nuevo pienso que es Dios

que nos llueve un poco

- como si Dios fuera un poco

verdad y nos rezara un poco -

y pienso en Pablo desde su río

mendigando como muerto que germina

y florece alcanzando el desvelo de los vivos

tendiendo su cántaro a Francisco

como palabra que fluye y nos alcanza

cancela abierta a la lluvia de Dios

 

el Dios que duerme y sueña y en otoño

nos reza un poco como viejo distraído

que se acordara un poco mirando el Sena

y el ancla que flota como palabra

esquirla de vida o pez o luz que alcanza

en silencio celando el sentido.

 

Ahora llueve en otoño

y de nuevo pienso que es Dios

y Paul Celan en su río de palabras

y que llueven un poco para saludar

al cántaro el burro la gloria sin consuelo

la estrella de siete puntas

francisco y todos los muertos que aún

y siempre siguen mendigando mientras

llueve en otoño y el Sena cela a Celan

y Dios llueve como una mentira que limpia.

 

Antonio Crespo Massieu. Orilla del tiempo.

Imagen: Andrei Tarkovsky. Stalker

No hay comentarios:

Publicar un comentario