miércoles, 23 de enero de 2013

Antisalmo 53



1.         Primero fue albañil, ponía ladrillos;
            mató a su patrón.

2.         Luego fue patrón, veía poner ladrillos
            mató al albañil..

3.         Después financió a un Caudillo. Tiró todos los ladrillos
            con un cañón

4.         amarillo y mató al Caudillo.
            Luego se hizo Caudillo y con su cañón

5.         amarillo, dejó sin ladrillos
            al mundo. Todo había sido sencillo,

6.         matar y poner y tirar ladrillos.
            Hasta que alguien vino y le dijo: Ya ha oscurecido.

7.         La luna está arriba,
            debajo.


Conclusión al antisalmo 53

Esta es la historia de los héroes capitalistas y de los asesinos.


Francisco Pino. Antisalmos. Hiperión, 1978
Imagen: George Grosz. Iniciativa empresarial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario