domingo, 9 de junio de 2013

La mejor revolución:

 


no darme por vencida
no entrar en sus cantos de sirena,
no permitirme la amargura,
no dejar un espacio para el odio,
no olvidar la mirada de niña,
no dar por perdida la esperanza. 

Begoña Abad. La medida de mi madre. Olifante, 2008.
Imagen: Cindy Sherman, Untitled Film Still #58, 1980

No hay comentarios:

Publicar un comentario