domingo, 30 de junio de 2013

Tarareando Nazim

Tengo ruidos en la nuca, doctor.
Siento el cráneo apretar y crujir,
sobre todo si hay penas. No sé…
Hace ya siete años, doctor,
que en vez de pensamiento tengo un ruido
y una pasta muy triste en la cabeza.

Yo haré lo que me diga; yo tendré
paciencia y confianza. Puede ser.
Yo tomaré las medicinas
para poder pensar en mis amigos.

Pero si lo que ocurre, doctor,
es que tengo algún mal que se produce
a causa del amor
y el pensamiento de la resistencia,
entonces, déjelo; esto no es
más que nuestro sonido natural.
Yo viviré
mejor con este ruido en la cabeza.

Antonio Gamoneda. Blues castellano. Noega, 1982
Imagen: Nazim Hikmet. Autorretrato en la celda, 1946

sábado, 29 de junio de 2013

Cántaro canto


A  Hermosillo, con sus angelitos humanos entre la jungla de la impunidad
Cántaro canto
a las cenizas donde se  guardó la esperanza.
También cántaro canto
para Oaxaca,
por sus luchas y razones.
Cántaro canto a los tzotziles
y  tzeltales en Chiapas
a los nahuas de Michoacán.
Ahí donde las realidades se enfrentan con nuestra historia
que hoy resulta familiar.
Impunidad más prensa vendida
Cántaro canto
                           Despojos de tierra
   Libertad
Cántaro canto
Abuso
A los de Atenco
A  los descabezados
A las asesinadas en Chihuahua
A Jacinta, Teresa, María…
Cántaro canto
¿Hasta cuándo?
¿Hasta dónde?
No nos  dimos cuenta
De qué forma se alejó
la esperanza de la mano de la justicia
Cántaro canto
En qué momento, cuándo,  cómo
¿Por qué?
Cántaro canto
por olvido
dejamos de sentir por el otro
de organizar para todos
para abonar a la evolución del espíritu.
Cántaro canto
ahuyenta a la bota que oprime
¿volverás?
No para el  abrazo de  oradores,  jueces o policías vendidos
no a las jaulas de enseñanza  con vicios añejos
no al cura que se mece en la cobija de su Padre Poder.
Ven acá
   acércate
a la esencia de la valentía de nuestros actos.
Cántaro canto
al camino de la decisión 

Cántaro canto
de decir, de pensar y  de actuar.
Cántaro canto que tu canto  nos  llene de sabiduría
para verterla  al corazón guerrero de nuestros pueblos. 

Rosario Orozco. México lindo y querido. Reunión actual de poesía mexicana con causa. Homo scriptum, 2011
Imagen: Tina Modotti. Mujer con olla, 1926

jueves, 27 de junio de 2013

Una sola consigna


 Al principio éramos
 cuatro o cinco, como siempre, todos
 más bien bajitos, algo de alopecia
 en la mirada y en el aire un sudor de familia.
 Vergonzosos de mostrarnos, mas
 alegres por dentro, como quien desde abajo construye alta una verdad. 

 Hacía algo de aire y los escaparates iluminaban
 y los transeúntes sólo veían su propio reflejo. 

 El primer grito,
¿quién lo dio? ¿Quién alzó el primer puño?
 Inmediatamente,
 coreamos todos la consigna como quien salda una larga deuda
 y por fin descansa.
 Las palabras calentaban y nos mirábamos. 

 Cuando apareció la policía ya éramos cien. Todos gritando, todos
 un solo corazón, un solo carné de identidad. 

 Los coches ya se paraban y los uniformes tenían sus dudas. 

 Cuando los gritos de la ciudad estallaron bajo las estrellas
 como fuegos artificiales,
 había manos en cada esquina que se entrelazaban con fuerza. 

 Y una sola consigna que transportaba el viento. 

 Una sola consigna. 

 Contra la propia muerte. 

 Amanecía.

Conrado Santamaría
Imagen: Juan Genovés. El abrazo.

miércoles, 26 de junio de 2013

María Tacón (Canción de comba)



La una y las dos,

María Tacón,

taconeando,

pisó un ratón,

le sacó las tripas

y se lo comió.


Canciones de la Alcarria. Editado por Edmundo Cabellos Llorente. Ayto. Cifuentes, 1994
Imagen: Francesc Català Roca. Dalí saltando a la comba.

lunes, 24 de junio de 2013

Me sirve y no me sirve

La esperanza tan dulce
tan pulida tan triste
la promesa tan leve
no me sirve

no me sirve tan mansa
la esperanza

la rabia tan sumisa
tan débil tan humilde
el furor tan prudente
no me sirve

no me sirve tan sabia
tanta rabia

el grito tan exacto
si el tiempo lo permite
alarido tan pulcro
no me sirve

no me sirve tan bueno
tanto trueno

el coraje tan dócil
la bravura tan chirle
la intrepidez tan lenta
no me sirve

no me sirve tan fría
la osadía

sí me sirve la vida
que es vida hasta morirse
el corazón alerta
sí me sirve

me sirve cuando avanza
la confianza

me sirve tu mirada
que es generosa y firme
y tu silencio franco
sí me sirve

me sirve la medida
de tu vida

me sirve tu futuro
que es un presente libre
y tu lucha de siempre
sí me sirve

me sirve tu batalla
sin medalla

me sirve la modestia
de tu orgullo posible
y tu mano segura
sí me sirve

me sirve tu sendero
compañero.

Mario Benedetti. Letras de emergencia. Nueva imagen. México, 1980
Imagen: Willy Ronis. Huelga en la fábrica Citröen-Javel de París. 1938

sábado, 22 de junio de 2013

Un pañuelo perfumado con dinamita

Va a llover. No sé si en Bagdad, en mi sombrero, o en tus pantorrillas.

El Pagasarri toma forma de tratado o acuerdo sobre las bases hispanoamericanas, aunque menos supeditado al sol crepuscular del dólar.

Pasa un camión con soldados israelíes armados con fusiles americanos.

Pasa un tanque soviético por la avenida central de El Cairo.

Pasa un vendedor de periódicos con las buenas noticias de todos los días (y usted que lo vea).

Porque va a llover, está lloviendo por lo menos desde 1914-1936-1939-mil novecientos diplomáticos limpiándose los dientes con la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.

Matilde, píntate los ojos con una varita de bambú, ninguna tan esbelta y luminosa como tú.

Camina, Matilde, mas no choques contra Checoslovaquia, Camboya, no te golpees contra los coroneles de Grecia, las juntas militares de Argentina, Guatemala, Brasil (España es una monarquía rebosante de hidalguía).

Llueve a torrentes sobre las torturas, la casa del hombre, el hambre de los niños latinoamericanos, llueve sangre, coágulos de sangre, cántaros de sangre, sangre líquida y sólida, sangre aprobada marginalmente por la ONU.

Vámonos, Matilde, coge el paraguas, la metralleta, la barra de los labios y un pañuelo perfumado con dinamita.


Blas de Otero. 10-8-1970. Hojas de Madrid con La galerna. Galaxia Gutemberg, Círculo de lectores, 2010. 
Imagen: VALIE EXPORT. Action pants, 1969

jueves, 20 de junio de 2013

Haiku



Junto a la hoguera,

más espesa es la noche

que nos rodea.



Conrado Santamaría. La noche ardida.
Imagen: El Greco. Muchacho encendiendo una vela.

miércoles, 19 de junio de 2013

Temo parir un pez naranja


 
Me pongo macarra en los sueños.
Insulto y grito.
Luego,
despierta,
pienso que a veces resulto demasiado complaciente,
una buena niña.
Otros ratos parezco
un gato recién escaldado.
Temo parir un pez naranja
sin darme cuenta,
que se me escurra entre los muslos
y muera boqueando mientras duermo.
No voy a tener más hijos
los dos que tengo ya llevan piercings
y yo estoy muy cansada para más pujos.
El tiempo está torcido,
hay que clavar los marcos de algunas ventanas
para que no se inunde el cuarto
lleno de cachos de seres amados
haciéndome caricias,
que no salgan flotando inertes o se ahoguen los besos.
Tal vez
no siempre
todo va bien.
Tal vez
no es tan necesario.
Hay ciertos miembros sangrantes,
asuntos sin sellar que piden remate a gritos
-sutura o cauterización-,
tendré que hacer algo al respecto
en cuanto tenga ánimos.
Mientras tanto, escupo,
sin querer,
sin pensar,
salpico,
lo pongo todo perdido. 

Inma Luna. 23 Pandoras. Poesía alternativa española. Baile del Sol, 2009
Imagen: Birgit Jürgenssen. Nido, 1979

sábado, 15 de junio de 2013

Hijos de la época


Somos hijos de la época,
la época es política.

Todos tus asuntos, los nuestros, los vuestros;
asuntos diurnos, asuntos nocturnos
son asuntos políticos. 

Quieras o no quieras,
tus genes tienen un pasado político;
la piel, un matiz político;
los ojos, un aspecto político. 

Lo que dices, así suena,
lo que callas, también suena,
de cualquier forma, político. 

Caminando por el bosque, por la selva,
son políticos tus pasos
sobre un fundamento político. 

Los poemas apolíticos son políticos también.
y arriba brilla la Luna,
un objeto no lunático.
Ser o no ser, ésa es la cuestión.
Qué pregunta, contéstame, cariño.
Una pregunta política.
No es necesario siquiera que seas un ser humano
para cobrar importancia política.
es suficiente que seas petróleo,
forraje o materia reciclada. 

O una mesa de debates sobre cuya forma
se ha discutido varios meses:
¿dónde negociaremos sobre la vida y la muerte?,
¿en una redonda o en una cuadrada? 

Mientras tanto, ha muerto gente,
han muerto animales,
han ardido casas,
y se han perdido campos de cultivo,
como en los tiempos antiguos
y menos políticos. 

Wislawa Szymborska. Poesía no completa. FCE, 2002
Traducción: Abel Murcia
Imagen: Jackson Pollock. Número 1A, 1948

viernes, 14 de junio de 2013

La vida tiene rombos,


es solo para adultos
¿lo sabías...?
Y es tan seria esta serie.
Y el sexo que nos sisa.
El dolor como un dólar
que sube y se cotiza.
Los amigos que amargan.
Esta prisión de prisas.
El mundo, ya una monda
de una fruta comida.
El marketing de Dios:
cupones y estampitas.
         En esta sala X
que es el mundo,
butaca, patio, o silla.
-Hay gente acomodada que se duerme -.
Hay gente en los pasillos, que agoniza.
A oscuras van sacando los cadáveres...
Los políticos comen palomitas,
son todas de la paz
sacrificadas,
sus pechos de maíz se inflaman, gritan.
Tanta injusticia y llanto
es ya pornografía.
Tanta violencia y sangre...
Dan ganas de gritar:
                  -¡Dios!
apaga el proyector
que hay niños levantados
                            y que miran-. 

Belén Reyes. Desnatada. Torremozas, 1992
Imagen: Renate Bertlmann. Tierna pantomima, 1976

martes, 11 de junio de 2013

Con barro otra esperanza


Cuando el cálculo ha muerto
tras una vida en nada,
y la geometría del amor,
triste conciencia,
se hizo rota veranda donde asoma
el pánico su rostro extraviado
-a lo lejos, un páramo en ceniza,
derribadas estrellas, derrelictos,
duras migas de pan como palabras
olvidadas del tiempo, ya sin uso,
que no llevan a casa-, ¿qué nos queda,
mi amor, salvo este adobe
en ruinas, que ahora toco y se deshace
crujiendo entre mis manos, aventando
la pureza de tantas lluvias idas,
de tantos soles nuestros? ¿Qué nos queda
salvo esta tarde
penúltima de invierno ya sin nieve
y sin fábula?
                         Alárgame tu mano,
compañera,
y, en silencio y sin queja,
acaricia esta arena con tu arena,
tu agua con mi agua,
hasta formar de nuevo con barro otra esperanza,
antes que el vendaval del olvido nos disperse.

Conrado Santamaría. La noche ardida.
Imagen: Ana Mendieta. Silueta.

domingo, 9 de junio de 2013

La mejor revolución:

 


no darme por vencida
no entrar en sus cantos de sirena,
no permitirme la amargura,
no dejar un espacio para el odio,
no olvidar la mirada de niña,
no dar por perdida la esperanza. 

Begoña Abad. La medida de mi madre. Olifante, 2008.
Imagen: Cindy Sherman, Untitled Film Still #58, 1980

viernes, 7 de junio de 2013

La Tierra es un satélite de la Luna


El Apolo 2 costó más que el Apolo 1
el Apolo 1 costó bastante.

El Apolo 3 costó más que el Apolo 2
el Apolo 2 costó más que el Apolo 1
el Apolo 1 costó bastante. 

El Apolo 4 costó más que el Apolo 3
el Apolo 3 costó más que el Apolo 2
el Apolo 2 costó más que el Apolo 1
el Apolo 1 costó bastante. 

El Apolo 8 costó un montón, pero no se sintió
porque los astronautas eran protestantes
y desde la luna leyeron la Biblia,
maravillando y alegrando a todos los cristianos
y a la venida el papa Paulo VI les dio la bendición. 

El Apolo 9 costó más que todos juntos
junto con el Apolo 1 que costó bastante. 

Los bisabuelos de la gente de Acahualinca tenían menos hambre que los abuelos.
Los bisabuelos se murieron de hambre.
Los abuelos de la gente de Acahualinca tenían menos hambre que los padres.
Los abuelos murieron de hambre.
Los padres de la gente de Acahualinca tenían menos hambre que los hijos de la gente de allí.
Los padres se murieron de hambre.
La gente de Acahualinca tiene menos hambre que los hijos de la gente de allí.
Los hijos de la gente de Acahualinca no nacen por hambre,
y tienen hambre de nacer, para morirse de hambre.
Bienaventurados los pobres porque de ellos será la luna. 

Leonel Rugama. La Tierra es un satélite de la Luna. Ed. Nueva América, 1987
Imagen: Gaston Méliès. Viaje a la Luna.

martes, 4 de junio de 2013

Arte popular


“Viva mi amo manuel sánchez
en compañía muchos años
de su querida esposa carolina
garcía vecinos en la villa
de paradinas de san juan
jurisdicción de peñaranda mayo
del año del señor 1861”
                                               reza
el cuerno cebador de pólvora que ángel
briones natural
y vecino también del referido
pueblo grabara a punta de navaja
en el escaño en la cocina cuando
no había labor en la heredad y fuego
en el hogar ardía de sarmientos
las granadas el cárabo
el sol brillante los claveles
y la serena de la mar quedaron
grabados mismamente
para que luego Manuel Sánchez
natural asimismo y no vecino
del pueblo nada quiere
saber vendiera el cuerno
de su tatarabuelo y el sobrado
por dos consumiciones con derecho
ni a escándalo en la sala
de fiestas desertor
del arado y con piso
con tresillo y portero
calefacción central el campo
es muy sacrificado y estas cosas
hay quien las colecciona. 

Aníbal Núñez. Naturaleza no recuperable. 1991. Obra poética. Hiperión, 1995
Imagen: James Ensor. Esqueletos peleando por un arenque.