miércoles, 2 de abril de 2014

Antígona



Sal de la penumbra y llega

hasta nosotros un momento

benévola, con la pisada ligera

de la decisión inquebrantable, terrible

para los que siembran el terror.


El gesto de volverte hacia otro lado me recuerda

cómo has temido la muerte, aunque

aún más temías

vivir sin dignidad.


Y no hiciste una sola concesión

a los poderosos ni te prestaste

a componendas con los intrigantes, ni nunca

tampoco olvidaste la afrenta. Y sobre sus fechorías

no creció la hierba.


Este poema estaba impreso en el programa del estreno en Chur (Suiza), el 15 de febrero de 1948, de la Antígona de Sófocles, adaptada por Brecht a partir de la versión de Hölderlin y en la que Helene Weigel, compañera del dramaturgo y primera actriz de la compañía, hizo de protagonista.

Bertolt Brecht. Poemas del lugar y de la circunstancia. PRE-TEXTOS, 2003. Selección, traducción y prólogo y notas de José Muñoz Millanes.

Imagen: Antígona. Frederic Leighton (1830 – 1896)

No hay comentarios:

Publicar un comentario