martes, 25 de noviembre de 2014

En diciembre de 1970 el poeta habla a propósito de las declaraciones oficiales “contra la violencia”



1

La famosa ley-embudo

se enuncia como veredes:

Que lo ancho es para mí

y lo estrecho para ustedes.


2

Miren la ley del embudo

que va contra mi conciencia:

Si a mí me matan es orden.

Si me defiendo es violencia.


3

La ley del embudo, en fin,

así la van componiendo:

Orden es si me dan palos.

Violencia si me defiendo.


4

Según piensan los señores

no tengo donde cogerme:

Si a mí me matan es paz

pero es guerra el defenderme.


5

Las pistolas policíacas

no son ningún armamento;

pero si yo cojo un palo

me violentan por violento.


6

En sus cuarteles sombríos

destrozan al ser humano.

Eso no es violencia, amigos,

¡Gajes del orden cristiano!


7

Porrazos y tentetieso

en los campos de Baeza.

Yo llevaba mis dos manos

y volví sin la cabeza.


8

Violencia engendra violencia,

dicen otros, muy contritos,

¿Escucháis llantos ahora?

¿No se oyeron nuestros gritos?


9

Ocupa miles de folios

la lista de las torturas.

Pero violencias jamás.

¡So calumnias e imposturas!


10

Vida alegre y muerte triste.

Sirva a otros de escarmiento;

con tormento viven siempre

los que viven del tormento.


11

Y aquí se acaba la historia

con que a vosotros acudo

sobre la violenta ley

llamada ley del embudo.


(Clandestino)


Alfonso Sastre. Obra lírica y doméstica. Poemas completos. Hiru, 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario