jueves, 5 de febrero de 2015

Cinematógrafo



      Los volcheviquis

Han cortado los cables eléctricos.

La calle muere en el espejo.

Desde una estrella

vemos el mundo por un telescopio.

Estamos asomados a la vida

por el ojo de la cerradura.

La Bertini está siempre ante el objetivo.

El avión

extraviado, se coló en la sala

y conoció su error

al dar en las columnas con las alas.

Intervino el acomodador.

Anoche volé yo sobre Madrid:

Los últimos noctámbulos

lanzaron a mi antena un radiograma,

y un loco hermano me lanzó su alma…

Charlot es un muñeco de Sanz.

… ¿Se reparó ya la avería?

El viento llega demasiado tarde.


Pedro Garfias. Revista Grecia, 17, 1919.

Imagen: Edward Hopper. New York City Movie, 1939.

No hay comentarios:

Publicar un comentario