viernes, 24 de abril de 2015

Él pasa por una fábrica



                                                (De México, 1961)


Mientras tiembla la piel bajo las ásperas camisas

en el patio nocturno mojado por la huelga

toda la ferocidad del mundo se detiene con un cigarrillo

y el amor es un ave perdida en el mar

sobreviviente de la tormenta del recuerdo.


El viento bate las cejas de los viejos

habituado a ver agonizar el pan

mientras la miseria engorda sus telarañas

en los cuarteríos cercanos que permanecen despiertos.


Y yo me avergüenzo de ser el solitario

que simplemente sigue su camino en la noche

loando hasta hace un momento la tranquilidad

y haciendo planes para visitar Chapultepec

en la mañana de mañana domingo.


Roque Dalton. Los testimonios. Baile del Sol, 2008.

Imagen: Théophile Alexandre Steinlen. Las banderas rojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario