miércoles, 16 de septiembre de 2015

De insurrecta floración



Nací al sur de una huelga general:

Asturias de mineros sepultados

y esclava negritud de los carbones.

Nací mientras los pozos se paraban

y mayo cabalgaba su montura.

Rojo en pie, yo insurrecta amaneciendo

por la vagina austral, nube fucsia

yo, motivo de un daño, antigua nada,

tormento entre las piernas de mi madre.

Del cerro vengo bajando, camino y piedra.

Brote esquirol de mayo, devenía algo vivo

entre los muertos: yo, venero de repente

en los barrios mermados por la tuberculosis.


Mis pulmones al aire abrieron paso

sin querer, tropezando con la roca,

igual que dinamita excavando la pleura.

Pues cómo acostumbrarse al nuevo reino

superviviente de las branquias, pez

hasta ese día, medusa en el útero

provisional y Eva expulsada lejos

del acuático edén o el pecado embrionario.

En medio de una huelga general

vine al mundo de pie: floración subversiva,

nube o pez casi rojo. Qué podía esperarse.


Isabel Pérez Montalbán. Un cadáver lleno de mundo. Hiperión, 2010.

Fotografía: Luis César Tejo. Pecho colorado en Chiquita, 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario