lunes, 21 de septiembre de 2015

El yo tardío



XVII

(EL YO TARDÍO)


                                   das späte Ich
                                   Gottfried Benn


Era un rey.

                        Lo coronaron

con un cetro de caña humedecido

en la sangre irreal del gran tintero.


Escombros. Bacanales. Profecías.

Barcarolas. Cerdadas.

(Schutt. Bacchanalien. Propheturen.

Barkarolen. Schweinerein.)


Alrededor se desplomó la historia

putrefacta, meliflua.

                                   El yo tardío

(das späte Ich).

                                   Lo coronaron.

Coronado y solemne.

                                               Escombros, bacanales,

Profecías.

                        Oh alma

(oh Seele).


José Ángel Valente. Treinta y siete fragmentos, 1971. En Punto cero. Poesía 1953-1979. Seix Barral, 1980.

Imagen: Biblioteca de Holland House, Londres, 1940.

No hay comentarios:

Publicar un comentario