domingo, 3 de noviembre de 2013

¡Ya viene!



Por todas partes se advierte

del burgués el desaliento,

y su gran rebajamiento

al ver cercana la muerte.


En tanto que el desvalido,

el pobre, el desheredado,

el triste paria explotado,

el infeliz y oprimido,


cansado ya de sufrir

el yugo de la riqueza,

levanta al fin la cabeza

y mira hacia el porvenir.


Allí ve el signo seguro

que en todo pueblo o nación

anuncia la redención

y hace se desplome el muro.


La infame prensa de ayer,

rindiendo culto al dinero,

se ensañaba en el obrero

y le adulaba al procer.


Hoy muestra su vil ralea

y amaina en su empeño vano,

al ver que su influjo insano

no puede vencer la idea.


En el campo y la ciudad

la verdad llama a la puerta,

el esclavo se despierta

y tiembla la iniquidad.


Fermín Salvochea. Suplemento a La Revista Blanca, 29.6.1901. En 65 Salvocheas. Quorum Editores, Cádiz, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario