domingo, 5 de enero de 2014

Un brindis por el seis de enero



Heme aquí bajo el cielo,

bajo el que tengo que ganar dinero.

Viene la claridad que es ilusión,

temor sereno junto a la alegría

recién nacida

de la inocencia de esta noche que entra

por todas las ventanas sin cristales,

de mañana en mañana

y es adivinación y es la visión,

lo que siempre se espera y ahora llega,

está llegando mientras alzo el vaso

y me tiembla la mano, vida a vida,

con milagro y con cielo

donde nada oscurece. Y brindo y brindo.

Bendito sea lo que fue maldito.

Sigo brindando hasta que se abra el día

por esta noche que es la verdadera.


Claudio Rodríguez. Casi una leyenda. Tusquets, 1991.

Imagen: Andréi Tarkovski. La infancia de Iván, 1962.

No hay comentarios:

Publicar un comentario