domingo, 8 de junio de 2014

De “Cancionero y romancero de ausencias”



Llevadme al cementerio

de los zapatos viejos.


Echadme a todas horas

la pluma de la escoba.


Sembradme con estatuas

de rígida mirada.


Por un huerto de bocas,

futuras y doradas,

relumbrará mi sombra.


Miguel Hernández. Cancionero y romancero de ausencias, 1938 - 1941.

Imagen: Miguel Hernández en Orihuela, en abril de 1936.

No hay comentarios:

Publicar un comentario