jueves, 1 de enero de 2015

Canción de cuna



Andábamos gritando:

-¡Que se bajen del árbol los difuntos!

Íbamos vareando

avellano y nogal con igual furia.


Todas las alamedas se llenaron de pronto

de guardias a caballo

y nosotros gritamos: -¡Bajen al más heroico,

ícenlo bien arriba,

que sirva de bandera al batallón!


Así aparecieron en filas casi iguales

el capitán (con el tambor),

el profesor (con la batuta)

y el hijo de la batuta con el gran celador.


Y ya todos en orden cantaron en la rampa:

-¡Somos las fuerzas vivas,

somos las fuerzas vivas,

somos las fuerzas vivas

de toda la nación!


Alguien se fue gritando:

-¡Del árbol los difuntos!


Y el himno proseguía:

                                         …de toda la nación!


José Ángel Valente. Breve son, 1968. En Punto cero. Poesía 1953-1979. Seix Barral, 1980.

Imagen: Desfile militar franquista en Burgos. Archivo municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario