viernes, 5 de julio de 2013

De Esporas de cordura


A veces es preciso lejanía,
sobrevolar y ver en su conjunto,
sin la nariz pegada a los cristales.
Con ligereza, desnudos de lo impuesto,
con perspectiva crítica y serena.
Porque nos venden que somos engranaje,
que nunca escaparemos de la máquina.
No es cierto.
Somos bielas, dientes que muerden otros dientes,
ejes, poleas, todo somos.
Somos piezas donde engarzan otras piezas,
con los ceros y los unos incrustados,
con los bites recorriendo nuestro cuerpo
a la velocidad de la inyectada propaganda.
Pero podemos diseñar nuestro futuro:
ser autónomos. 

María José Pastor. Esporas de cordura. Instituto de Estudios Modernistas, 2004.
Imagen: Henri Cartier-Bresson. Descanso, Bremen. 1962

No hay comentarios:

Publicar un comentario