domingo, 21 de julio de 2013

Nosotros en el paisaje español


Llegó a Madrid un periodista.
Vladimir Lifshitz.
 

Hice turismo con mi esposa por España,
bebí vino malo y comí poco,
como si leyera un libro en una edición demasiado nueva
y encima demasiado tarde. 

Desde las afligidas avenidas barcelonesas
con sus portales señoriales
al  sur, hacia los olivares andaluces,
sin acercarnos a los vascos explosivos,
hacia los silenciosos
arabescos de la Alhambra, como cartas sin enviar,
a los oscuros reflejos árabes ondulándose en los estanques -
a las cartas esparcidas por las heladas, asquerosas
trincheras de Teruel. 

¿De aquella olvidada, de aquella primera guerra, qué gritan? -
¿De aquella guerra, en la cual mi padre quiso ser matado,  qué callan? - sin firmar, pero selladas
 con rueda y pezuña.- 

Apenas se oye- “ten presente que los comunistas son unos traidores…”-
susurra- “… los marroquíes nos fusilarán…”
 …Nos paseamos embobados
 gastando euros alegremente. 

Delante de “España” pongamos “visitado”
y para celebrarlo tomemos una copita.
¡Ea!  a una españolita  pediremos
nos baile un tsiganochka*–
flamenco. 

* Tsiganochka – baile gitano de origen ruso 

Lev Lósev. En La hora de Rusia. Poesía contemporánea. Visor, 2011
Traducción: Joaquín Fernandez-Valdés Roig-Gironella
Imagen: Juan Guzmán. María Ginesta en la terraza del Hotel Colón de Barcelona, 1936

No hay comentarios:

Publicar un comentario