miércoles, 17 de julio de 2013

Nadie teje los hilos


Despiertas otra vez
en mitad de la noche
y en la bruma de sueños repetidos
buscas una señal desesperada. 

Nadie fija la pauta.
Y sales a la calle,
y te empapa una lluvia repentina,
y el sol te deslumbra. 

Nadie cuenta tus pasos
ni las hojas que caen de los árboles.
De vuelta a casa,
observas en la alfombra
ese dibujo complicado y mudo
y la angustia te agarra. 

Nadie teje los hilos,
los hilos siempre absurdos de la vida. 

Amalia García Fuertes. IX Cuaderno de Profesores Poetas. IES Francisco Giner de los Ríos, 2013
Imagen: Diego Velázquez. Las hilanderas (detalle).

No hay comentarios:

Publicar un comentario