miércoles, 31 de julio de 2013

Miríadas de muertos desfilan

 
sobre nuestros días


una inundación
a kilómetros por hora el viento
hombres terribles

montañas de carne mal colocada

una mano tapa un rostro
lo acaricia
la torsión imposible de tres piernas
dedos metidos impúdicamente
en los orificios de otro
montañas de carne sin pasado

lejos
deshumanos
les quito
las comisuras la grieta el hueso
la pupila inmensa
la boca entreabierta la huella
del grito el inicio
de una sonrisa

me quito
el traje de hombre

como
frente a la muerte.

Yolanda Ortiz. En Negra flama. Poesía antagonista en el estado español. SOV de Jaén de la CNT-FAI, 2013
Imagen: Zdzislaw Beksinski. Sin título

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario