sábado, 2 de agosto de 2014

españa uno holanda cero



Ningún proceso cíclico es tal que el sistema
en el que ocurre y su entorno puedan volver
a la vez al mismo estado del que partieron.
RUDOLF CLAUSIUS
Corolario del Segundo Principio
de la Termodinámica


Aquella noche el tal iniesta

marcó el gol de nuestras vidas

españa entera se fundía

en un abrazo

de esos que por patrios

van dejando por el cuerpo

un porciento de sospecha

La taberna ardió al grito de ¡gol!

El señor que tenía al lado

y que tampoco tenía pinta

de tocar la vuvuzela

me besó enérgicamente en la mejilla

y me dijo nosequé de la belleza

La plaza se deshizo

en una niebla de petardos

las risas por las calles

la conga el waka waka

el corcho de champán

que apunta fusilante

como en la escena borrachuza

de la peli de ninotchka


Ni a ti ni a mí

pareció importarnos

demasiado

el colosal triunfo


La noche del golazo

la del chute ibérico

al círculo perfecto

la del beso del portero

a la turgente reportera

la mundial

nosotros invocamos

al cristo de la entropía

Cobijados en los cánticos

a solas entre tantos

atravesamos la puerta

del ojo dentro vi

nacer un yinn tragué

tierra silencio

la luz quebró

sajó el destino sin remedio

supe

que aquello era el principio

—segundo termodinámico—

que me impide volver

a ser la misma de antes


Yo

perdida / perdedora

en la noche inmensa

de la gran victoria


Carmen Camacho. Las versiones de Eva. Crecida, 2014.

Imagen: Ramón Masats. Seminaristas jugando al fútbol. Madrid, 1959.

No hay comentarios:

Publicar un comentario