jueves, 21 de agosto de 2014

Los monstruos



Para donde te muevas los ojos te seguirán

por esa galería que acumula retratos

de quienes construyeron el sufrimiento.

Cada país suele mostrar temeroso

una pinacoteca de sanguinarios ladrones.

El servilismo del pintor no alcanzó a maquillar

rostros en los que el miedo y la ambición

se mezclan al orgullo que rodará por tierra

y a la certeza

de que Saint-Just no se equivocó

y en efecto el arte de gobernar

no ha producido sino monstruos.


José Emilio Pacheco. Los trabajos del mar, 1984. En Los trabajos del mar. Poesía IV (1979-1989). Visor, 2014.

Imagen: Velázquez. Detalle del rostro de Inocencio X, 1650.

No hay comentarios:

Publicar un comentario