jueves, 23 de octubre de 2014

Tu noche



Es esta una partitura de notas delirantes

la que hace sonar un réquiem trasnochado.

No son pianos. No son violines ni oboes.

Son las sirenas que recorren las calles

de tu silencio, de tu noche despierta,

de tu melancolía, alerta, en un sueño de mentiras vencidas

y un toque de queda denostado.

No son tus besos ni tus labios

los que sustentan el alma de tu nombre.

Ni son tus encantos los que alimentan las miradas de otros

pueblos.

Son tus balas quienes hablan,

quienes tienen la promesa herida

del futuro incierto, de tu olvido,

y en el fondo sé que no son mis palabras las que te salvan.


María Carvajal. En Ni una más. Poemas por Ciudad Juárez. Amargord, 2014.

Imagen: Ana Mendieta. Sin título (Vidrio sobre cuerpo), 1972-1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario