sábado, 15 de febrero de 2014

Consejos de un mandarín



No te duermas cuando están conspirando contra ti.

Dormir entonces es condenarte

a ser el cómplice de un homicidio

en el que tú eres la víctima

y tú el asesino.


Si te duermes te matarán entonces,

cuando eres nadie,

y por eso dirán que nadie te mató,

que te mataste tú mismo.


Jesús Ferrero. Río Amarillo. Pamiela, 1986.

Imagen: Béla Kondor. El mandarín maravilloso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario