viernes, 12 de septiembre de 2014

Pateras



Ahora que el viaje ha resultado ser

una estafa

que se paga con los ahorros de toda una vida,

ahora que ha caído la noche en medio del océano

sin que dejaran

una sola manta en el bote,

ahora que deshidratados y con principio de inanición,

ahora

que las alarmas y los focos de los guardacostas

han salido a nuestra captura

-o nuestro rescate-

para nuestra deportación o desahucio,

expolio

o expatriación,

y después de que hayan aparecido los primeros cadáveres

flotando

en la orilla de un alféizar

de la ventana de un quinto piso,

reitero:

por muy distinto que sea el color

de nuestra patera,

todos somos hermanos

hijos

de un mismo

capitalismo.

Iván Rafael. En Campamento dignidad. Poemas para la conciencia. Baladre, 2013.

Imagen: César de la Peña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario