martes, 30 de septiembre de 2014

Antisalmo 27



1.        Los que asaron más moros dicen que fueron

unos católicos.


2.        Los que recibieron más dinero de los judíos dicen que fueron

unos católicos.


3.        Los que echaron a los judíos a morir por el mundo dicen que fueron

unos católicos.


4.        Los que hicieron que la Alhambra sonara a hueco dicen que fueron

unos católicos.


5.     Se lo preguntamos a la nieve, al agua, a los arrayanes, al cielo azul; se lo preguntamos a Dios,

            da lo mismo. Dicen que fueron unos católicos.


6.         La luna está arriba,

            debajo.


Lamentaciones al margen del antisalmo 27

Ay, triste sobrina. Ay, triste ahijada. Ay, infelices bastardos. Ay, infelices hijos adulterinos del católico. Ay, pobre sobrina. Ay, pobre hija legítima mirando al Duero desde tan alto… Ay, locos, ay, locos. Ay, católicos, ay, católicos.


Francisco Pino. Antisalmos. Hiperión, 1978.

Imagen: Pedro Berruguete. Acto de Fe presidido por Santo Domingo de Guzmán, h. 1495.

domingo, 28 de septiembre de 2014

El terror preventivo



Dieron al fuego virulencia,

calcinaron los bosques y los ríos.

En nombre de la Justicia

injustos testimonios levantaron,

y otros y otros crímenes

que sería prolijo enumerar,

y otro delito cometieron

más refinado y atroz.

Hincaron en el pecho humano

el estandarte del terror.


Que el miedo del abismo fuera

peor que el propio abismo.

Sacerdotes de un culto nuevo

-y cuán antiguo-

el terror preventivo reinventaron

principio y cruz de toda sumisión.


Alfonso Costafreda. Suicidios y otras muertes. Barral, 1974.

Imagen: Carlos Saura. La prima Angélica, 1974.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Elegido por aclamación



Sí, fue un malentendido.

                        Gritaron: ¡a las urnas!

y él entendió: ¡a las armas! -dijo luego.

Era pundonoroso y mató mucho.

Con pistolas, con rifles, con decretos.


Cuando envainó la espada dijo, dice:

La democracia es lo perfecto.

El público aplaudió. Sólo callaron,

impasibles, los muertos.


El deseo popular será cumplido.

A partir de esta hora soy -silencio-

el Jefe, si queréis. Los disconformes

que levanten el dedo.


Inmóvil mayoría de cadáveres

le dio el mando total del cementerio.


Ángel González. Grado elemental. Ruedo Ibérico, 1962.

Imagen: Antonio Berni. El coronel golpista nº 2, 1964.

martes, 23 de septiembre de 2014

Instrucción



Y tú me preguntaste,

¿qué hay en el centro de la tierra?

¿Hay casas diminutas rodeadas de fuego

donde arden los niños no obedientes,

traviesos en la escuela?


Seis años, dulces, seis años dulces,

poblados ya de pútrida enseñanza.


Alfonso Costafreda. Suicidios y otras muertes. Barral, 1974.

Imagen: W. Eugene Smith. Deleitosa, Extremadura, 1950.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Manual para politizar a un amigo



Sedúcele,

tráele a bailar y a inflar los globos de colores.

No todo va a ser la Tesis sobre Feuerbach

o el estudio de los postestructuralistas.

Hazle reír, que absorba toda esta belleza.

Escúchale,

este camino es de ida y vuelta.

Tendrá mapas de bosques en los que tú te pierdes,

abrirá cerraduras que tú no has visto.

Anímale,

que vacíe botellas y bese a alguna chica,

que entienda esta aventura con tardes aburridas.

Para ganar batallas, hay que cavar trincheras.

Y una tarde de octubre

con sus paraguas y sus hojas

traerá a una amiga nueva

a saborear el fin de las botellas

y a bailar funk con Marx y con Bakunin.

Cuando llenen el bar de carcajadas

y esgriman sus sonrisas y se toquen,

después de hablar de libros y mirarse,

seremos uno más.

Seguimos caminando.


Marcos Erro. En ¿Por qué gritamos? Ángel Barredo, Mario de la Peña, Rubén de la Peña, Marcos Erro y Rufino Hernández. Ediciones El Perdigón, 2014.

Imagen: Bruno Barbey. Toscana, 1966.