domingo, 12 de junio de 2016

Salario (X)



Solo una tuerca…,

y todo el trampantojo

se desmantela.




Conrado Santamaría. Salario.

Imagen: Construcción en Wall Street, 1930.

7 comentarios:

  1. ...y Andersen muestra una sonrisa cómplice.

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué Andersen precisamente? No pillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la fábula del Rey Desnudo, de Hans Christian Andersen.

      Eliminar
  3. Tienes razón. No caía. Estaba pensando más en algún cuento con un autómata lleno de tuercas y tornillos. Pero, ojo, como decía Ferlosio a propósito del rey desnudo:

    http://escombrosconhoguera.blogspot.com.es/2015/05/la-contracultura.html

    ResponderEliminar
  4. Yo he pensado enseguida en el sabotaje, jajajaj. Quitas una simple tuerca... y zas!, todo se viene abajo.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, la tuerca del sabotaje, la de la conciencia, la de la simple y definitiva negación. Salud

      Eliminar