sábado, 23 de junio de 2018

Desobedecer


Desobedecer con la terca humildad

del que no tiene argumento intelectual que lo defienda

pero tiene el sentido primitivo de lo justo.

Desobedecía, así, desde niña

cuando no creía que los padres tuvieran siempre razón,

ni que las sotanas fueran palabra de Dios.

Desobedecía cuando me hablaban de la verdad mintiendo,

Cuando predicaban pero no daban trigo

y cuando me decían que obedecer era amar

pero yo intuía que amar era otra cosa

que agachar la cabeza para esperar el golpe.

Cuando escuchaba mi nombre

nunca dije “servidora”.





Begoña Abad. Diez años de sol y edad. Pregunta, 2016. En Qué será ser tú. Antología de poesía por la igualdad. Ana Pérez Cañamares y María Ángeles Maeso (antólogas). Universidad de Sevilla, 2018.

Imagen: Lee Jeffries

viernes, 22 de junio de 2018

He andado muchos caminos


He andado muchos caminos,

he abierto muchas veredas;

he navegado en cien mares,

y atracado en cien riberas.

En todas partes he visto

caravanas de tristeza,

soberbios y melancólicos

borrachos de sombra negra,

y pedantones al paño

que miran, callan y piensan

que saben, porque no beben

el vino de las tabernas.

Mala gente que camina

y va apestando la tierra…

Y en todas partes he visto

gentes que danzan o juegan,

cuando pueden, y laboran

sus cuatro palmos de tierra.

Nunca, si llegan a un sitio,

preguntan a dónde llegan.

Cuando caminan, cabalgan

a lomos de mula vieja,

y no conocen la prisa

ni aun en los días de fiesta.

Donde hay vino, beben vino;

donde no hay vino, agua fresca.

Son buenas gentes que viven,

laboran, pasan y sueñan,

y en un día como tantos,

descansan bajo la tierra.






Antonio Machado. Soledades, 1899-1907. En Poesías completas. Espasa Calpe, 1991.

Imagen: Valentín Gúbarev

miércoles, 20 de junio de 2018

¡AZOTADME!


Aquí estoy,

¡Azotadme!

Merezco que me azoten.


No lamí la rompiente,

la sombra de las vacas,

las espinas,

la lluvia;

con fervor,

durante años;

descalzo,

estremecido,

absorto,

iluminado.


No me postré ante el barro,

ante el misterio intacto

del polen,

de la calma,

del gusano,

del pasto;

por timidez,

por miedo,

por pudor,

por cansancio.


No adoré los pesebres,

las ventanas heridas,

los ojos de los burros,

los manzanos,

el alba;

sin restricción,

de hinojos,

entregado,

desnudo,

con los poros erectos,

con los brazos al viento,

delirante,

sombrío;

en comunión de espanto,

de humildad,

de ignorancia,

como hubiera deseado…


¡como hubiera deseado!





Oliverio Girondo. Persuasión de los días, 1942.

Imagen: Pawel Kuczynski

domingo, 17 de junio de 2018

Costilla


La mujer es una burra tozuda, un gusano terrible
en el corazón del hombre, hija de la mentira,
centinela del infierno, ella ha expulsado
a Adán del Paraíso.

SAN JUAN DAMASCENO



Hembra monstruosa

belleza repulsiva

gorgona medusa

Edith estatua salina

Ártemis descabezada

Venus sanguinaria

defecto de la naturaleza

hombrecillo defectuoso mutilado (1)

apóstata impura gentil

sucia infiel prostituta

bruja víbora mala bestia

egoísta mezquina hipócrita

maldita malvada neurótica

súcubo mal espíritu lamia

triste Perséfone estúpida

cabeza del crimen

arma del diablo (2)

esperpento cíclope aberración

residuo Lilith clandestina

aprovechada furia sádica

mentirosa histrión arbitraria

pestilente ponzoña sicaria

inmunda Circe histérica

soberana peste

dardo del demonio(3)

viciosa sibila Salomé

morbosa arisca corrupta

oculta indigna pérfida


mujer quimérica

diosa


te amo.





(1) Santo Tomás de Aquino.

(2) San Antonino de Florencia.

(3) San Juan Crisóstomo de Antioquía.




Txus García. Este torcido amor (la ternura de los ahogados). Bellaterra, 2018. En Qué será ser tú. Antología de poesía por la igualdad. Ana Pérez Cañamares y María Ángeles Maeso (antólogas). Universidad de Sevilla, 2018.

Imagen: Renate Bertlmann. Renée ou René, Rape 1- 4, 1977.