viernes, 31 de julio de 2020

[Mejor no diga nada.]


Mejor no diga nada.

Sería inútil. Ya ha pasado.

Fue una chispa, un instante. Aconteció.

Yo acontecí en ese instante.

Puede que usted también lo hiciera.

Suele ocurrir con los poemas: 

terminan condensándose las formas

en nuestros ojos como el vaho 

sobre un cristal helado;

las formas, con su herida.

Pues quien construye el texto

elige el tono, el escenario,

dispone perspectivas, inventa personajes,

propone sus encuentros, les dicta los impulsos,

pero la herida no, la herida nos precede, 

no inventamos la herida, venimos

a ella y la reconocemos.




Chantal Maillard. Matar a Platón. Tusquets, 2004.

Imagen: Pedro Luis Raota

jueves, 30 de julio de 2020

[Levanto la persiana para que pueda entrar la luz.]


Levanto la persiana para que pueda entrar la luz.

Descorro la cortina para que pueda entrar la luz.

Cierro los ojos para que pueda entrar la luz.




Aixeco la persiana perquè pugui entrar la llum.

Enretiro la cortina perquè pugui entrar la llum.

Tanco els ulls perquè pugui entrar la llum.




Gemma Gorga. Llibre dels minuts. Columna, 2006. Traducción: Conrado Santamaría

Imagen: Gottfried Helnwein

miércoles, 29 de julio de 2020

MI TRIBU


Mi tribu se reconoce aun en las más oscuras catacumbas

porque ellos son portadores de la luz.

Se reconocen porque aman libremente,

porque todos cuidan de todos,

porque comparten el pan aunque escasee

y cantan aun amordazados.

Porque sin palabras escriben con la mirada

y su hazaña es vivir-se.

Mi tribu es toda manos en busca de otras manos

para no soltar la fuerza que las une

y transmitirla a lugares que ni siquiera conocerá,

y es toda oídos, mi tribu,

para escuchar atenta el latido que desde allí llegue.

Mi tribu no se detiene ante la fuerza bruta

porque tiene el poder justo de la decencia.

Mi tribu se rebela cada mañana

y en el mínimo gesto muestra su valentía.

Mi tribu habla de amor a todas horas,

lo reparte, se besa, llama a la fiesta,

hace música, poesía y pan,

puede dormir al sereno, comer cristales y beberse la sed,

mientras permanezca como uno.

Mi tribu tiene agujeros en los bolsillos, deja caer semillas,

es, mi tribu, una grieta por la que entra la luz precisa.




Begoña Abad. En Voces del Extremo. Antología 2012/2016. Coord. Antonio Orihuela. Amargord, 2017.

Imagen: Paul Klee. Flora auf Sand, 1927.

martes, 28 de julio de 2020

DE PESCA


Quizá solo hayan venido a recordarte que la dignidad es el prójimo

aquello para quienes ya todo ha pasado

y permanecen en el desprecio de algún instante futuro.

Andar con pies de plomo sobre la escritura

como al que le queda una cicatriz después del crimen

y un odio posesivo lo incita a declarar contra sí mismo.

Tal vez solo hayan venido a recordarte que la dignidad

desentierra la cuchara con la que se alimentó una víctima.

La boca que se abre es ahora el hambre de tu boca.

Acaso solo hayan venido a recordarte eso

que fue aquello y progresivamente es lo otro

la voz viuda que atraviesa la casa de los silenciosos

el huérfano que le desenreda la caña de pescar al viejo Eliot.





Juan Carlos Mestre. La bicicleta del panadero. Calambur, 2012.

Imagen: Mircea Suciu. Frágil, 2017-2018.

lunes, 27 de julio de 2020

[Aquí estoy en la retaguardia,]


Aquí estoy en la retaguardia,

viendo si pasa alguno que trabaje.

Pero que no que no,

que no que no.

Acuérdate de los huevos:

mañana es un miércoles falso

y este año estrenamos Jesucristo.




Conrado Santamaría. Lóbiter (Archivo de crisis). Amargord, 2019.

Imagen: Roy Andersson. En duva satt på en gren och funderade på tillvaron, 2014.