miércoles, 28 de febrero de 2018

Dolores viene de dolor



Dolores viene de dolor

En el reparto de partes

Le tocó el parto

La peor parte

La del dolor


Y en todas las historias

Manuel dice que es la mala

La que tiene la culpa de todo

Lo malo

La que no está en ningún sitio

La que estorba

La que solo vale

Para parir al pequeño Manuel

Cuidar del pequeño Manuel

Hacer del pequeño Manuel

Un Manuel hecho y derecho

Que siga diciendo

En todas las historias

Que es la mala

La que tiene la culpa

De todo

Lo malo




José García. Manuel. Editorial Caracol, 2012.

Imagen: Renate Bertlmann

lunes, 26 de febrero de 2018

WALDEN



I

Quisieron construir

un lugar muy diverso de los ya conocidos

un refugio en el aire

contra la indiferencia y la vulgaridad.


Allí soñaron un espacio libre

como una partitura abierta a mil sonidos

como una iglesia desbordando incienso

por ventanas y claustros y jardines.


Igual que en cueva o en castillo mágico

todo iba a cambiar porque en el sueño

las cosas imposibles ocurren fácilmente.


II

Ah cómo se impusieron al deseo

las fuerzas más oscuras:

las ordenanzas y la tinta roja

mutilaron los planos y borraron la luz.


Todo en su sitio de una vez por siempre

quiten esos jardines y numeren las casas

vendan a metros cúbicos el aire

y acójanse a las normas más estrictas.


Y así quedó aquel sueño

reducido a unas pocas variaciones

mientras que la utopía se alejaba

perdiéndose en el cielo como un águila altiva.


III

Si un deseo es hermoso

cambia la realidad aun cuando falle

y así se puede contemplar lo hecho

como algo inhabitual y sorpresivo.


Allí se mezclan modos de vida diferentes

hay cierta intimidad en la colmena

se ven sitios de encuentro y de reposo

desafiando al aire desde su forma ambigua.


De lo ocurrido con aquel proyecto

el tiempo dejará señales en los muros.

Si el sueño fracasó fue porque todo

estaba preparado para que así ocurriera.





José Agustín Goytisolo. Taller de arquitectura (1977-1995). En Poesía completa. Lumen, 2009.

sábado, 24 de febrero de 2018

viernes, 23 de febrero de 2018

PENSAMIENTO DE QUIEN HA ESTADO PRESO



El pensamiento de quien ha estado preso

                        siempre vuelve a la cárcel.

En la calle se cruza con jueces, fiscales

                                               y abogados;

y los policías, aunque no le identifiquen,

                        le miran con más atención

que a cualquier otro, bien porque su caminar

                                               no es tranquilo,

o bien porque su paso parece

                                   demasiado tranquilo.

En su corazón vive un condenado

                                               de por vida.




PRESO EGON DENAREN GOGOA


Preso egon denaren gogoa

            kartzelara itzultzen da beti.

Kalean epaile, fiskal eta abokatuekin

                        gurutzatzen da

eta poliziek, identifikatu ez arren,

                        beste inori baino

gehiago begiratzen diote,

                                   haren

pausoa sosegatua ez delako

            edo sosegatuegia delako.

Haren bihotz barruan

            betirako kondenatu bat dago.






Joseba Sarrionandia. En Hilda dago poesia? / ¿La poesía está muerta? Pamiela, 2016.

Imagen: Lisette Model. Shadows, Woman with Handbag, 1940-41.