lunes, 16 de mayo de 2022

LA SOMBRA ASESINADA


 

Estoy guardando esta sombra asesinada

con una herida viva en la garganta.

No espero a nadie que me ayude

a buscar el cuerpo de esta sombra,

de esta sombra que yo no sé quién ha matado.

Con puñales de frío

la han clavado en el suelo.

Le han sorbido la sangre

no sé qué pulpos negros.

Soy el custodio de esta sombra,

de esta luz muerta sin penumbra,

muerta por alguien. Muerta.

 

 

José Luis Hidalgo. Las luces asesinadas y otros poemas, 1936. En Poesía completa. Centro de Estudios Montañeses, 1997.

Imagen: Arthur Tress. Untitled, 1974.

No hay comentarios:

Publicar un comentario