miércoles, 13 de octubre de 2021

[OIGO QUE EL HACHA HA FLORECIDO,]


 

OIGO QUE EL HACHA HA FLORECIDO,

oigo que el lugar no es nombrable,

 

oigo que el pan que lo mira

salva al ahorcado,

el pan que le coció la mujer,

 

oigo que nombran la vida

el único refugio.

 

 

ICH HÖRE, DIE AXT HAT GEBLÜHT,

ich höre, der Ort ist nicht nennbar,

 

ich höre, das Brot, das ihn ansieht,

heilt den Erhängten,

das Brot, das ihm die Frau buk,

 

ich höre, sie nennen das Leben

die einzige Zuflutcht.

 

 

Paul Celan. Parte de nieve/Schneepart, 1971. En Obras completas. Traducción: José Luis Reina Palazón. Trotta, 1999.

Imagen: Michael Ackerman

4 comentarios:

  1. Interesantes tus letras saludos desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un placer que te pasees por aquí. Salud!

      Eliminar
  2. Oye qué no hacemos confrontados a nuestros daños.
    Salud y discernimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye qué no haríamos desbrozados de tantos espectros. Salud y sí!

      Eliminar