martes, 26 de mayo de 2020

EL PAÍS DE HIELO III


Acuérdate entonces del morado

del amanecer, de las luces del

puerto parpadeando en la costra

congelada del Pacífico, del molo

enterrado bajo los glaciares.

Las caras así, inmóviles bajo los

hielos; hombres, mujeres, niños

tirados al destripadero por estar a

la mano.

Nada hubo ni nada hay para ellos.

Es sencillo:

yacen allí, únicamente recuérdalo.



Miles de témpanos flotaban recortándose   sobre la noche

como repentinos recuerdos   fulgurantes   iluminando la

playa muerta


Iluminando los inmensos estadios vacíos   los galpones

los helados campamentos cuando nos vimos morir y el

golpe del frío nos dejó pegados al borroso horizonte


Mostrando las congeladas barracas   las rotas graderías

las jaulas transparentándose bajo la escarchada costa

chilena   Lloramos   Matamos   Morimos   y eran los

grandes hielos que avanzaban borrándolo todo hasta

que sólo quedasen los últimos glaciares   el último

océano   el último témpano cercando la asesinada playa





Raúl Zurita. Zurita. Editorial Delirio, 2012.

Imagen: Amalia García Fuertes

No hay comentarios:

Publicar un comentario